Adiós a un hombre de ley

Posted by in Noticias

Generoso, coherente, independiente, progresista, con un talante que no contemplaba el “no” y con tres pasiones confesables además del Derecho: su familia, la pesca y los partidos de squash con su compadre y amigo del alma Juan Carlos López Coig, el fiscal del Tribunal Supremo con el que ha compartido mucho más que tiempo, viajes, aficiones y charlas sobre lo divino y lo humano a lo largo de toda una vida.